5 trucos psicológicos para aumentar tus ventas online

El comercio en línea está en pleno auge. Tal es así que empresas de todo rubro y tamaño están migrando sus operaciones al ámbito digital. Es por eso que las formas y las estrategias para vender online son cada vez más complejas y se enfocan de manera más enfática a captar la psique de los consumidores.

Es que lograr una posición de privilegio en el subconsciente de una persona, puede traducirse en el incremento sustancial en las ventas para una empresa. 

La percepción del cliente

El gran objetivo de estos 5 trucos psicológicos que vamos a presentarte es mejorar la percepción del consumidor acerca de una marca o producto. Esto quiere decir, que vamos a enfocarnos en todo aquello que hace que pasa por la mente de una persona a la hora de realizar una compra.

Saber qué es eso que siente el cliente a la hora de llevar a cabo una transacción, debe ser un punto clave de análisis para todas las empresas. Ya que es la percepción que tiene una persona sobre aquello que le estamos ofreciendo, la que termina por inclinarla por llevar a cabo la compra  o no.

Esto se da a partir de la propuesta de valor que una marca ofrece. En otras palabras, aquello que la empresa le da al cliente y que acaba por satisfacer sus necesidades.

1. Crea un buen storytelling

Cuenta la historia de tu marca y de cómo comenzó a partir de encontrar una necesidad insatisfecha en ciertas personas. Muéstrales cómo está comprometida con ellas y con lo que necesitan.  

En definitiva, empatiza con tus clientes. Todos ellos compran cosas porque consideran que tienen una necesidad insatisfecha. Hazle saber que entiendes su situación y demuéstrales que tienes la solución que necesitan.

Explicita la misión y los valores de tu marca. El objetivo de una empresa JAMÁS debe ser ganar dinero. Una marca debe crearse para ayudar a las personas en algún aspecto de su vida, la parte lucrativa no debe ser parte de la percepción del cliente

Para tus productos también debes crear una buena historia. Muestra su uso y deja claro cómo estos vienen a solucionar los problemas del cliente. Debes poder decirle cómo tu producto va a mejorar algún aspecto de la vida de quien lo usa.

2. Recompensa  

Con recompensa nos referimos a aquello que percibe el cliente que está obteniendo a cambio de su dinero. No solo implica la calidad del producto que recibe (que es lo más importante) sino también la experiencia de compra, que reúne todo aquello por lo que atraviesa antes y después de que tiene en sus manos el producto. 

Es como si pusiera dos contrapesos en una balanza. En un lado está aquello que la persona da, es decir la suma de dinero y en el otro todo lo que recibe a cambio. Mientras mejor sea aquello que reciba tanto en la calidad del producto como durante todo el proceso de compra, mejor será la percepción de recompensa, y por lo tanto, más posibilidades de que complete la compra.

¿Qué factores influyen en esta percepción? la calidad del producto, la velocidad de entrega, la atención recibida, descuentos, servicios post venta,  etc.

3. Prueba Social

Este es el punto clave para lograr convencer a una persona de que nuestra marca y nuestros productos son fiables.

Lo primero que hace una persona antes de comprar algo en una tienda online, es mirar las reseñas de otros clientes. Esta es una forma de reemplazar la imposibilidad de probar un producto cuando se compra online. Saber la opinión de otras personas acerca de la calidad de aquello que van a comprar termina siendo un factor más que importante para tomar la decisión de compra.

Tener buenas reseñas es absolutamente indispensable para cada uno de los productos que ofrezcamos. Debemos intentar complacer al máximo al cliente, sobre todo cuando estamos empezando con una marca.

Una buena forma de motivar a un cliente a dejar una valoración es ofrecerle una recompensa por ello. Por ejemplo un descuento. Si logramos que dicho cliente deje un buen comentario junto con una foto de nuestro producto, puede ser una de las mejores formas de conseguir la prueba social que tanto necesitamos.

4. Autoridad

La autoridad es la percepción que tiene nuestro cliente acerca del conocimiento que tiene la marca sobre una temática o un nicho específico. En otras palabras, una persona que percibe mayor autoridad de una marca, confía en aquello que ésta le dice y por lo tanto, es más posible que compre sus productos.

Por lo tanto, una excelente estrategia para posicionar mejor una marca en la mente de los consumidores es aumentar su autoridad en el nicho en el cual opera. Para esto, debemos brindar información y datos que le resulten de real utilidad a quien los vea. 

Algunas formas de aumentar la autoridad de marca: crea vídeos informativos, distribuye e-books, crea infografías, realiza publicaciones en un blog, etc.

5. Sesgo de la reciprocidad

El sesgo de la reciprocidad hace referencia a que una persona tiende a devolver en el largo plazo un favor que alguien le haya hecho previamente. Pero… ¿cómo puede ayudar esto a vender más online?

Pues muy sencillo, si tu empresa les ofrece a los consumidores algo que valoren sin costo, en el futuro, estos consumidores tenderán a comprar tus productos en un futuro.

Por ejemplo puedes brindar cursos por vídeo, ofrecer webinars gratuitos, regalarles ebooks sobre una temática relacionada con tu empresa, e infinidad de otras opciones.

Esto hace que aumente la autoridad de tu marca y además genera en las personas una sensación de haber recibido un favor sin esperar nada a cambio. Eso hará que aumente su valor percibido sobre la empresa y es muy posible que en un futuro, la tengan como primera opción para realizar una compra.

Deja un comentario