Algunas estrategias B2C que puedes probar

Lo que nosotros conocemos como “Mercadeo para el consumidor” o “Marketing B2C” (B2C son siglas en inglés que traducen Business to consumer) son  las estrategias dirigidas al cliente final; que por cierto, ya no se manejan como herramientas masivas o masificadoras, sino que están cada vez más dirigidas a personas específicas cuyo comportamiento de consumo ha sido previamente estudiado.

Difieren de aquellas que se ponen en práctica con otros fines de captación y, afortunadamente, consisten básicamente en utilizar de manera inteligente los recursos disponibles para acercarnos a un público segmentado, inteligente y curioso que,  cada vez más, está consciente de su poder como comprador y su importancia.

La estrategia de AVON

Solemos decir que no puede reinventarse la rueda; es decir, la mayoría de las veces,  cualquier idea brillante de mercadeo proviene directamente de otra,  puesta en práctica bajo circunstancias o condiciones especiales, cuyo éxito fue comprobado. Un buen ejemplo de lo que decimos puede ser la venta directa: enseguida se nos viene a la cabeza los años de trabajo de Avon, la marca que le dio personalidad a la venta directa. 

Vender,  como tarea de representantes, demostradores o embajadores de marca, es uno de los grandes recursos de un producto, sobre todo si el proceso se apuntala con otros medios diferentes a los que estamos acostumbrados a ver. 

Nuevamente recordamos a Avon y su campaña de promoción: el respeto de la marca, sus visitas a los hogares en la que se identificaban con los mejores valores de la mujer y de los productos. ¿Has pensado llegar al consumidor como lo hacía Avon?

Vender por medio de influencer

Una variante al modelo de Avon pueden ser las campañas de influencers; estos personajes que han llenado las redes sociales y están dispuestos a cooperar con tu marca, si el acuerdo comercial les favorece,  pueden ser maravillosos. UBER utilizó estrategias secretas de publicaciones influyentes,  en los primeros tiempos de su estrategia de mercadeo y el éxito fue inmediato. Solo debes cuidar que el influencer que escojas represente fielmente los valores de tu marca.

La exhibición como estrategia

Uno de los aspectos más importantes para la colocación de tu producto en el mercado dirigiéndose a clientes específicos, es tu punto de venta. Los lugares en los que se exhibe el producto deben estar destinados a realizar. Esfuérzate en crear un exhibidor llamativo, ordenado y que invite a tu cliente. Si estás ubicado en un buen lugar (que debe ser estudiado previamente) una buena exhibición te va a permitir llegar al consumir de una forma muy agradable.

Medios digitales

Uno de los mitos más fáciles de destruir es el que dice que los emails ya no hacen ruido. Las campañas de mercadeo directo o B2C se valen muchísimo de un email personalizado, amable y muy bien dirigido a potenciales enamorados de tu producto.

Y por supuesto, ataca las redes sociales. Detrás de cada usuario y de cada like, existe un lead. El contenido de valor,  que no se centra en tus cualidades,  sino en los beneficios que el producto traerá al consumidor es la base de todo. Piensa en atraer a tu comprador con argumentos dirigidos exclusivamente a ellos. Esa es la llave del éxito en el B2C.

Deja un comentario