El CAC y su efecto en tu marca

El CAC o Coste de Adquisición del Cliente es un indicador relacionado al marketing de tu empresa y un poco más allá. Se refiere al coste medio que una empresa invierte en la ejecución de estrategias que ayudan a sumar clientes. Es un indicador muy importante, ya que hacer que un consumidor potencial se convierta en un consumidor real (que adquiera el producto) es casi el cumplimiento del objetivo principal de cada marca.

Este indicador nos ayuda a tomar algunas decisiones y nos motiva a:

  • Invertir más porque estamos teniendo buenos resultados.
  • O hacer un reajuste porque con relación a los resultados no ha sido rentable.

A este indicador se le suele hacer seguimiento cada 3 meses o cada mes, sin embargo depende de la empresa, hay quienes lo hacen de forma semestral e incluso anual.

¿Cómo se calcula el CAC de mi marca?

Solo tienes que sumar todos los costos relacionados a marketing y ventas lo que dará como resultado final el coste total de marketing. Un ejemplo de todos estos costes son: los sueldos, gastos generales, comisiones, costes del programa en ventas y marketing… en fin todo lo que se considere inversión en dicha área.

Una vez tengas el coste total lo debes dividir entre la cantidad de clientes obtenidos durante el periodo de tiempo que consideraste para conseguir el coste total de marketing. El resultado será el indicador que conocemos como Coste de Adquisición del Cliente.

El CAC y su efecto en tu marca

Ignorar el Coste de Adquisición del Cliente puede afectar de manera negativa tu marca y negocio en general. Ya que este indicador no puede ser mayor que el valor de vida de un cliente (LTV), es decir lo que cada cliente te puede hacer ganar. Y lógicamente si un cliente cuesta (CAC) más de lo que puede generar (LTV) tu empresa no está siendo rentable.

Así que ignorar un indicador tan importante puede hacer que estés perdiendo dinero. Por el contrario tener conocimiento de él te puede ayudar a optimizar algunos gastos, disminuir el gasto por adquisición de cliente (optimizando de manera que podamos tener más clientes con la misma o menor inversión), o haciendo cualquier cambio que sea necesario.

  • LTV = Precio del producto bruto * número de meses de vida del cliente * Margen Bruto

Con esa fórmula podrás obtener el valor de vida de tu cliente.

Relación entre CAC y LTV

Una vez tengas estos dos valores debes dividir LTV/CAC, es importante considerar que si el valor es:

  • Menor a 1, estás perdiendo dinero.
  • Igual a 1, no estás ganando ni perdiendo. Aunque estás más cerca de perder por algunos costos que no se incluyeron, además del tiempo que no lo recuperas.
  • Igual o mayor a 3 el nivel es muy sólido, es lo que debes procurar en tu negocio.

¿Qué esperas? Haz los cálculos con tu negocio y mira que tan bien está la relación LTV / CAC, porque tarde o temprano afectará tu marca cuando ya no puedas seguir invirtiendo en ella. 

Deja un comentario