Los mejores consejos para que aumentar el CTR con metaetiquetas

Al crear contenido para SEO, es fundamental escribir siempre para los consumidores primero y solo después para los motores de búsqueda.

Y esta es una verdad que muy pocos conocen, especialmente cuando se trata de crear metaetiquetas, y aquí, nos referimos a los títulos y las descripciones.

Verás, si Internet fuera un mapa enorme, los enlaces que se muestran en los SERP serían las carreteras.

Líneas moradas, azules y amarillas que te llevan a países, ciudades o cualquier otra ubicación que desees. Los enlaces son la forma en que viajamos desde los motores de búsqueda a los sitios.

La pregunta es, sin embargo, ¿cómo nos damos cuenta de cuál de estas carreteras en línea vale la pena cruzar?

Y es una cuestión en la que los cerebros detrás de los motores de búsqueda están pensando constantemente. Después de todo, nadie quiere arriesgar su reputación y perder a sus consumidores enviando al mundo a sitios incorrectos, irrelevantes o simplemente malos.

Aquí es donde entra en juego el CTR o la tasa de clics.

En esta ocasión, te daremos algunos consejos que te ayudarán a incrementar tu CTR orgánico, mediante la creación de metaetiquetas atractivas, efectivas y persuasivas.

¿Qué es el CTR y cómo afecta su optimización?

El CTR, básicamente, es el porcentaje de personas que hicieron clic en el enlace después de verlo, en lugar de verlo y no interactuar con él.

Si deseas verificar el CTR de los enlaces en tu sitio, tienes datos relevantes en Google Search Console y en tu cuenta de Google Analytics.

Ahora, el CTR en realidad nos dice que a las personas les gusta lo que ven. Es una información valiosa porque muestra que la gente está interesada en hacer clic en esos enlaces e ingresar al sitio, por lo que es uno de los factores que se tienen en cuenta en el ranking de los algoritmos de los buscadores.

Un buen CTR es el primer paso hacia una mayor probabilidad de conversión. Si logras atraer personas al sitio y ven tu contenido, oferta, productos o servicios, entonces también tienes la posibilidad de venderles algo o de convencerlos de que hagan una acción beneficiosa para ti.

Por lo tanto, cuando te concentras en mejorar tu tasa de clics para búsquedas orgánicas, puedes obtener resultados fantásticos en términos de volumen de tráfico y ventas en línea.

Incluso si enumeramos los cientos de factores que se tienen en cuenta en el ranking, al final, todo se limita a un aspecto: la RELEVANCIA. Imagina que quieres buscar un libro y Google te saluda con una lista de ofertas de bicicletas. Eso sería bastante frustrante, ¿no?

Por ello, cualquier sitio que no sea relevante para una palabra clave en particular tiene una probabilidad máxima del 1% o cero de llegar a la primera página de Google.

Bien, pero ¿qué sucede si tu sitio es relevante para el término de búsqueda y también lo son el resto de las páginas con las que compites?

A los ojos de Google, la tasa de clics es la señal que se tiene en cuenta al ordenar los resultados. Porque, si la gente te elige a expensas de los competidores en la primera página, significa que les haces una oferta más relevante y más adecuada a sus necesidades.

Entonces, si quieres llegar a lo más alto e incluso a la primera posición, tendrás que trabajar para mejorar tu CTR. Pero, ¿cómo haces eso?

8 consejos para aumentar tu CTR con las metaetiquetas

Necesitarás una estrategia que te permita medir, analizar y aumentar la cantidad de visitantes que provienen orgánicamente de la página de resultados de Google.

Y aquí, todo comienza con las metaetiquetas: los textos que la gente ve en SERPS y que funcionan como un interruptor; así es como se dan cuenta de si tu sitio tiene el potencial de proporcionarles la información que necesitan o no.

A continuación, presentamos 10 consejos y trucos para ayudarte a crear metaetiquetas más efectivas, que atraen a las personas más fácilmente al sitio y lo instan a tomar medidas.

1. Utiliza el lenguaje de los usuarios y un estilo lo más natural posible

Todavía hay sitios que optimizan sus metaetiquetas al estilo de 2005, con un relleno duro de palabras clave. No sé por qué persiste la noción de que si apilas más palabras que quieres clasificar en las metas, Google te las mostrará arriba.

Verás, el meta título está hecho de tal manera que solo hay una palabra clave principal para la cual responder a la búsqueda. La cadena de palabras clave no solo conlleva el riesgo de ser penalizada por spam, sino que también parece completamente artificial.

Los buscadores inteligentes (como usted o yo) se dan cuenta de esto de inmediato.

Por lo tanto, nuestro consejo es crear meta títulos y meta descripciones bien escritos, fáciles de entender para los consumidores (sin términos técnicos o formas demasiado pomposas), usando si puedes exactamente las palabras que usan.

Mantén una lista de los formularios de los correos electrónicos que te envían, del cuadro de búsqueda interno en el sitio, reseñas, conversaciones telefónicas o incluso publicaciones de Facebook y agrega tus propias palabras en metas.

La necesidad del cliente la comprende mejor un cliente que ya ha pasado por el mismo problema. Por tanto, las posibilidades de utilizar el mismo tipo de expresión son muy altas.

2. Haz uso de los informes de Google Search Console

La cuenta de Google Search Console no brinda una gran ventaja: solo aquí puedes ver a qué palabras clave llegan las personas en tu sitio.

De esta forma puedes crear metas más atractivas, que convertirán aún más visitantes potenciales que no fueron convencidos al principio por el título y la descripción de tu sitio.

Siempre hay oportunidades ocultas y es vital conocerlas y saber cómo encontrarlas. Piensa que esto puede marcar la diferencia entre tú y tus competidores. Entre mostrarse en la primera posición o mucho más abajo en la página.

Además de las palabras clave, Google Search Console nos ayuda a descubrir el CTR promedio de las palabras clave con mejor rendimiento, priorizar las páginas con un CTR malo y que podrían dañar nuestra estrategia debido a la alta tasa de rebote; así como a analizar las mejores páginas y copiar lo que hacemos bien en ellas.

3. Incluye un llamado a la acción claro

Este consejo se aplica especialmente a las meta descripciones que, aunque no son un factor de clasificación para Google, tienen un papel vital para convencer al visitante de que merecen ingresar al enlace.

Bien, la pregunta es ¿cómo se crean meta descripciones atractivas que hagan su trabajo con éxito? La respuesta corta: lenguaje persuasivo y una clara llamada a la acción.

Aquí hay un ejemplo de dos posibles meta descripciones. ¿Cuál te parece más convincente?

Disponemos de más de mil modelos de pulseras rojas, azules y rosas.

Compra ahora pulseras personalizadas, perfectas para esa persona especial. Hechas a mano y fabricadas en plata. ¡Encuentra el mejor regalo hoy!

La segunda opción suena mucho mejor, ¿no?

La frase “Encuentra el mejor regalo hoy” funciona como un mini llamado a la acción que estimula al cerebro a actuar, por ejemplo, hacer clic en el enlace para ingresar al sitio.

Puedes usar expresiones de comando o expresiones que brinden a las personas la libertad de elegir personalmente, por ejemplo:

  • Comprar
  • Ordenar ahora
  • Encontrar
  • Descubrir
  • Saber más
  • Tratar
  • Pedir

La idea es que, al utilizar un CTA en la meta descripción, se coloca a los visitantes en el modo de acción, lo que aumenta aún más las posibilidades de realizar una conversión en el sitio.

4. Prueba los títulos en las publicaciones de las redes sociales

Los metatítulos fuertes deben contener términos comunes (por ejemplo, “usted”, “para ti”, “tu”), términos menos comunes (generalmente adjetivos o verbos de acción) y términos emocionales que se refieren a estímulos sensoriales o emocional) y palabras fuertes (gratis, recompensa, increíble, sin riesgos, salvar, perder, estos son solo algunos).

Ahora, si los usas correctamente o no, solo podrás averiguarlo si pruebas los títulos. Y debido a que los resultados orgánicos de Google aparecen con el tiempo, una forma más rápida es usar tu página de Facebook o anuncios PPC.

Promociona tu página a través de estos métodos y presta atención a las reacciones que notas: cuántos clics en el sitio, cuántos me gusta, distribuciones, comentarios recibes y cuál es la reacción general de la gente.

Luego intenta reformular el título y sigue el mismo proceso que la primera variable. Esta prueba te mostrará cuál de las dos opciones funciona mejor, y cuál debes mantener como meta-título para tu página.

5. Incluye datos de contacto, precios o números

¿Recuerdas cómo dijimos al principio que el SEO debería hacerse para las personas, no para Google y otros motores de búsqueda?

Bueno, la gente prefiere el camino más corto y ama los números.

Por ello, si les proporcionas la información principal que les interesa, precios aproximados y datos de contacto, aumentan las posibilidades de que elijan tu sitio en detrimento de otros.

Además, en una serie de letras, los números saltan más rápido y llaman la atención más fácilmente. Así mismo, pueden hacerse una idea de cuánto tiempo necesitan invertir en sus vidas para revisar el contenido de la página. Es por eso que las listas de artículos funcionan tan bien en los blogs.

6. Utiliza resultados enriquecidos

Si has realizado una búsqueda en Google recientemente, probablemente haya notado que algunos resultados incluyen imágenes, lo que hace que se destaquen y atraigan más que el resto.

Bueno, este formato viene dado por el uso de datos estructurados. Entre los más populares se encuentran los resultados de artículos, productos, recetas, reseñas, etc.

Aunque son una gran ventaja en las SERP, ten cuidado de no usarlos de manera abusiva porque podrías ser penalizado. Piensa detenidamente si son relevantes para los visitantes y solo entonces impleméntalos.

7. Elige palabras clave de cola larga

Las palabras clave son la base de un embudo de ventas rentable:

Las palabras generales y las frases extendidas llevan a los visitantes a la parte superior del embudo (aquellos que aún no te conocen).

Las palabras clave específicas y los formularios de búsqueda detallados llevan a las personas al medio del embudo (los visitantes lo conocen y han interactuado con usted antes)

Las palabras clave exactas y precisas, que a veces incluyen especificaciones de marca, llevan a las personas al final del embudo (visitantes listos para comprar).

Así, sigue las expresiones largas que la gente usa para buscar sus productos o servicios y crea meta-títulos y meta-descripciones a su alrededor.

8. Prueba el meta título y la meta descripción con Google Ads

La industria del marketing se divide (principalmente) entre el campo de Google Ads y el campo de SEO. Pero si deseas obtener excelentes resultados en la búsqueda, debes usar ambos, y aún más, usarlos en combinación.

Sabemos que Google necesita una cierta cantidad de tiempo para indexar tu sitio y brindarte evidencia consistente de que tu trabajo de SEO vale la pena. O no funciona.

Pero hasta entonces, tienes los ojos vendados. Orgánicamente, no puedes saber si tus metas son las mejores y, cuando estás listo para cosechar los beneficios, son decepcionantes.

¿Cómo puedes saber más rápido si las metas funcionan? Prueba con Google Ads. Publica anuncios con múltiples variaciones de tu texto y ve qué resultados obtienes, cuál es la tasa de clics, etc.

Al final, compáralos y elige la mejor opción.

Deja un comentario